La generación Millennial

generacion-millennial.jpg

Millennials, los malcriados y malcriadas, individualistas, narcisistas. La generación de lo efímero, los y las superficiales, que no quieren ataduras, compromisos, obligaciones. La generación del hedonismo, de la arrogancia, de la inmadurez, de la confusión, de quienes no quieren coche propio ni independizarse, ni un trabajo “serio”, ni construir una familia, ni ni..
Así nos describen algunas personas y algunos medios.
Otra forma es ver a los nacidos y nacidas entre los años 1980 y 2000 como la generación de quienes se marchan para construirse un futuro, de resilientes que son conscientes de la necesidad de innovar y de la importancia de la creatividad para afrontar un mundo cuyos cambios son cada vez más acelerados y más imprevisibles. Una generación que tarda en independizarse porque los sueldos no dan para mucho. Una generación formada y que no es de gente vaga, sino de gente que quizá no es más trabajadora que las anteriores, pero sí igual… y que, además, cree en la importancia de fomentar y proteger ciertos criterios laborales que aseguren un nivel aceptable de calidad de vida. Una generación que ha crecido con promesas y se ha encontrado de lleno con la crisis, que tiene que sobrellevar sus decepciones y aguantar acusaciones de todo tipo.

Una sociedad no avanza si nos dedicamos a insultarnos unos a otros.

Si en lugar de menospreciar los esfuerzos de las personas de otros grupos de edad -todas las generaciones son criticables, y dentro de cada generación hay abismales diferencias entre sus miembros- dedicásemos esa energía a buscar soluciones y a plantearnos el sistema actual y su capitalismo voraz, seguro que, aunque a paso de tortuga, algo más haríamos.

A mis 24 años, mi edad hace que se me incluya en la generación millennial. Creo que el hecho de escribir esto, y los contenidos en sí, reflejan una preocupación por la actualidad y por el futuro que no se corresponde para nada con la indiferencia y otros muchos atributos que se le asocian a mi generación. Y no soy la única persona que estará de acuerdo con lo que expongo.

Señor Navalón, durante toda la lectura de su artículo de opinión he sentido que se nos insultaba a todos los jóvenes, y he experimentado pena y rabia por ello. Pena porque sea esa su forma de ver a mi generación, y rabia porque su modo de escribir transmite una actitud cerrada a la colaboración y acusadora desde la que, insisto, no se consigue ningún progreso.

Defiendo su derecho a opinar, así como defiendo la necesidad de más críticas constructivas en el mundo y de hacer menos búsqueda de chivos expiatorios.

Una sociedad es algo vasto y complejo, está formada por muchos individuos y sus relaciones, por influencias culturales, un contexto económico y muchas otras cuestiones. Los problemas no surgen de repente, sino que tienen una historia, podemos ver unos antecedentes si hacemos un análisis, y no podemos echarle la culpa a las nuevas generaciones ni tampoco, en su totalidad, a las anteriores generaciones.

Al final, con independencia de la edad, somos personas, nos preocupan los mismos temas, aunque lo expresemos de forma diferente o varíe un poco el orden de prioridades en función de nuestras experiencias personales y de nuestro entorno de pertenencia. Yendo a las investigaciones, se puede apreciar esto que reivindico: crimen, terrorismo, empleo, pobreza, medio ambiente… aparecen en los estudios de las preocupaciones de los millennials. Porque, señor Navalón,

los likes están bien, pero no se quede en lo superficial, que no son nuestro proyecto de vida.

Los millennials tenemos proyectos, aunque podamos estar confusas y confusos, sensación que habrán experimentado muchas personas, de cualquier época, al tener que abordar algo tan importante como es diseñar una vida o construirse una nueva “con herramientas maltrechas” tras algún fracaso, como diría Rudyard Kipling en su poema “Si…”, que invito a leer a quien haya llegado a leerme hasta aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s