Comparativa interacciones diádicas personas con y sin trastornos del desarrollo

Imagen procedente de: http://www.eljardindeinfancia.com/

Imagen procedente de: http://www.eljardindeinfancia.com/

Carvajal, Loeches e Iglesias (1989) estudiaron el comportamiento expresivo previo a la sonrisa social en lactantes normales y en afectados por el síndrome de Down. Dentro de dicho comportamiento previo dos investigadores analizaban las acciones de las cejas, que clasificaron en tres niveles: aproximación de las cejas, descenso de las cejas y, por último, elevación. Paralelamente, otro investigador se encargaba de observar detalladamente el contacto ocular, la movilidad corporal y las vocalizaciones antes y durante las sonrisas. Se midieron distintos aspectos: frecuencia, duración media e intensidad. Se observó que todos los lactantes, independientemente de si presentaban alteración o no, usaban la misma base muscular, ya que se daba una contracción del músculo cigomático mayor. La frecuencia de la sonrisa y la de la elevación de las cejas fue mayor en los/as niños/as sin síndrome de Down, mientras que los/as otros/as presentaron mayor ocurrencia de la acción de las cejas de aproximación y de descenso con respecto a los demás lactantes. La movilidad corporal fue significativamente mayor en los/as niños/as sin el síndrome, mientras que los/as otros/as sólo dieron cuenta de una tendencia.

Imagen obtenida de: http://queeselautismo.com/

Imagen obtenida de: http://queeselautismo.com/

Pasando a otro caso, el del autismo, Frith (2004) indica que “el deseo innato de comunicarse contribuye (…) a la adquisición normal del lenguaje” y al haber un deseo débil por parte de las personas con autismo, se impediría de forma grave la adquisición del lenguaje, al igual que ocurriría si se padeciese sordera, por ejemplo. Unido a ello, explicita que averiguar la intención del hablante sería la vía para acceder al aprendizaje de las palabras, y, los niños y niñas con autismo presentan déficits en Teoría de la Mente (ToM). Las habilidades socio-comunicativas en los niños con trastorno de espectro autista van a estar mermadas. De hecho, presentarán algunos rasgos peculiares, como un uso desmedido de expresiones idiosincráticas extrañas (que les va a diferenciar no sólo de los niños con un desarrollo normal, sino también de los que tienen deficiencias lingüísticas o algún tipo de discapacidad intelectual, ya que estos niños y niñas no hacen eso). La utilización de ese tipo de expresiones es vista por el interlocutor como una falta de interés puesto que no da lugar a compartir un contexto más amplio de interacción y las dificultades de interacción quedarán, a su vez, ampliadas por la repetición del habla de otras personas, lo que conocemos como ecolalia (Frith, 2004). Las personas con autismo encuentran dificultad a la hora de iniciar diálogos y al añadir nuevos temas a la conversación. Se puede observar que habría problemas para interactuar, al menos, en estos dos aspectos, pero no serán los únicos.

Hay innumerables programas destinados tanto a personas con trastorno del espectro autista, como a personas con el síndrome de Asperger. Estos son variados, y pueden incluir la presencia de animales ya que, a través de estos, se espera una facilitación de la adquisición y del trabajo de ciertas habilidades socio-comunicativas. Baja aceptación, aislamiento social por parte de los iguales y problemas escolares son algunos de los problemas asociados a unas bajas habilidades de interacción social (Monjas, 2006 citado en Casado, 2013), luego la importancia de estos programas es importante para la adaptación de la persona, tenga o no tenga ésta algún tipo de trastorno.

Referencias bibliográficas:

Carvajal, F., Loeches, A. e Iglesias, J. (1989) Comportamiento expresivo que antecede a la sonrisa social: Comparación entre lactantes normales y afectados por el síndrome de Down. Revista de Psicología Social, 4 (3), 275-288.

Casado, M. (2013) Programa de intervención de habilidades de interacción social para personas con Trastorno del Espectro Autista de alto funcionamiento a través del teatro: “Sentimos como actuamos”. Trabajo de Fin de Máster no publicado, Facultad de Educación y Trabajo Social, Universidad de Valladolid. Obtenido el 25 de noviembre de 2015 de http://cerro.cpd.uva.es/bitstream/10324/3809/1/TFM-G%20193%20.pdf

Frith, U. (2004) La dificultad para hablar con los demás. En U. Frith (Ed.) Autismo: Hacia una explicación del enigma. Madrid: Alianza Editorial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s