Las interacciones en la pareja

Zicavo  y Vera (2011) estudiaron en Concepción (Chile) la satisfacción marital como variable dependiente y la influencia que en ésta pueden ejercer el ajuste diádico (ajuste entre dos personas) y el sentido del humor. Hallaron una tendencia positiva respecto al sentido del humor, y que cuando había más de este componente en las interacciones diádicas, la satisfacción marital era algo mayor, aunque la incidencia no fue estadísticamente significativa. De su investigación concluyeron que el ajuste diádico influía positivamente en la satisfacción marital de las parejas casadas y que, entre los 15 y 29 años del vínculo, la relación de éste con los niveles de armonía y la organización era directa (cuestión que supusieron que debía guardar estrecha relación con el hallarse en la mitad de la vida y en el momento de buscar equilibrio entre aspiraciones, logros personales y ordenamiento de sus prioridades).

Armenta y Díaz (2008) afirman que la comunicación, a nivel general, es la suma de varios elementos, entre los que se hallarían la información en sí misma y la forma en la que ésta es comunicada. Sánchez y Díaz (2003) afirmaron antes algo similar, al enunciar que en el proceso comunicacional estarían el conocimiento generado en la relación y la afectividad (que podríamos considerar símil de lo que los autores antes citados llaman forma de comunicar la información) como elementos que determinarían la interacción. Para transmitir información, estos últimos investigadores denominaban el proceso como auto-divulgación. En su estudio
informan de que en las primeras etapas de la relación hay más auto-divulgación que en las siguientes, y hallan como resultados que la comunicación no verbal es más relevante en la satisfacción de la relación de pareja, siendo destacable el componente no verbal del tono usado (y percibido) al hablar. Estos autores no distinguen en componentes paralingüísticos, componentes no verbales y verbales, como se puede apreciar. PAREJA.JPGSu estudio se centró en la población mexicana con una relación de pareja estable y viviendo juntos, señalan que no serían extrapolables los resultados a parejas que no convivan.

 

Continuando con Armenta y Díaz-Loving (2008), estos autores definieron una serie de adjetivos para clasificar los patrones de interacción y ver los consiguientes estilos comunicativos. Establecieron entonces varias dimensiones para los estilos de comunicación: positivo, negativo, violento, reservado y reflexivo. El estudio fue realizado en México y se considera que la cultura pudo influir en los resultados. Se halló una clara orientación social en las respuestas de los sujetos y se observó cómo se tendía al uso de mensajes indirectos e implícitos, minimizando el mensaje verbal, restando importancia a los contenidos para concedérsela a la forma en el intento de favorecer la armonía o persuadir a la otra persona.

Tanto en esta investigación como en la anterior se llega a la misma conclusión con respecto a la forma en que uno/a se percibe a uno/a mismo/a en la interacción y cómo lo percibe la pareja. Cuando había congruencia, compromiso y coherencia (así lo sentía la persona), su pareja pasaba a sentir esa misma congruencia; y cuando era, en cambio, negativo, eso mismo se trasladaba a la pareja.

De ello podríamos deducir la importancia de ser congruentes con nuestros sentimientos y cogniciones en la forma de interactuar, pues esto influirá en la manera en que la otra persona los perciba. Es sustancial entonces saber expresar las emociones, tanto en un correcto tono de voz, como en la propia postura corporal que adoptemos, así como a nivel de los demás componentes socio-lingüísticos. La interacción es muy importante en la definición de los sentimientos.

 

 

 

Referencias bibliográficas:

Armenta, C. y Díaz, R. (2008) Comunicación y satisfacción: analizando la interacción de pareja. Psicología Iberoamericana, 16 (1), 23-27.

Zicavo, N. y Vera, C. (2011) Incidencia del ajuste diádico y sentido del humor en la satisfacción marital. Revista de Psicología, 13 (1), 74-89.

 

Anuncios

Una respuesta a “Las interacciones en la pareja

  1. Pingback: Violencia y maltrato hacia las mujeres mayores | PSICO-rg·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s