¿Qué es la Indefensión Aprendida?

¿Recordáis la entrada del cuento del elefante?

En la indefensión aprendida (IA) el sujeto se caracteriza por su estado de pasividad ante una situación que le es dañina. La teoría parte de 1975, con el planteamiento de Seligman, aunque más tarde sería revisada. Cuando no podemos predecir lo que nos va a suceder, no tenemos ninguna referencia salvo un pasado en el que se intentó hacer algo y se falló, puede suceder que no haya expectativas de poder lograr modificar la situación. Ante la cognición de que ese cambio ansiado es imposible de obtener, independientemente de la acción que se lleve a cabo, el sujeto queda paralizado, no actúa puesto que no supone que exista al menos una posibilidad de que vaya a tener un cierto control en su futuro. El modelo original de la IA dicta entonces que los individuos expuestos a situaciones aversivas incontrolables aprenderán que las respuestas que dan y los acontecimientos que las siguen no tienen una relación causal, serían independientes. Como paralelamente se aprende que esto continuará en el futuro, las consecuencias serán que se verá perjudicada la adquisición de nuevos aprendizajes y que habrá déficits (motivacionales, cognitivos, emocionales, etc.), con lo cual, el rendimiento se verá reducido (Docampo, 2002).

indefensaprendida

La indefensión aprendida ha sido estudiada a través de experimentos que seguían el paradigma de la Indefensión Aprendida, consistente en una fase de entrenamiento y una fase de test. En la primera, lo que se hacía era intervenir en el resultado, hacer que no pudiese ser controlable. La segunda fase, la de prueba, consistía en evaluar el rendimiento del sujeto en una tarea relacionada. Se observaba la posible afectación en el rendimiento del sujeto por la experiencia previa de resultados sobre los cuales no podía intervenir de ningún modo. Este paradigma fue utilizado primeramente en animales, para después realizar estudios con humanos. Se descubrió que el mecanismo de IA funcionaba tanto en animales como en humanos, pero en las  personas se plantea necesaria la consideración de que las operaciones cognitivas son distintas, al igual que las orientaciones teóricas de los estudios o el objetivo de las investigaciones. Mientras que en animales se investiga en aras de averiguar más acerca del neurocomportamiento y de asuntos biológicos, cuando son personas las estudiadas lo más importante es recabar datos sobre la experiencia subjetiva de falta de control, así como los planteamientos cognitivos (Mikulincer, 1994).

Os dejo este vídeo muy interesante ¿Se puede inducir la indefensión aprendida? -> Ver vídeo

Referencias bibliográficas:

Docampo, M. (2002) Influencia del estilo atribucional interno-externo en la indedensión aprendida y en su inmunización. Revista de Psicología General y Aplicada, 55 (2), 151-160.

Mikulincer, M. (1994) The Empirical and Theoretical Basis of Human Learned Helplessness. En Mikulincer, M. (Ed.) Human learned helplessness. A coping perspective. New York: Springer Science Business Media.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s