Estilo de vida, hábitos de salud y su relación con el estrés

educatation-chewed-pencil2

El estrés es un tipo de respuesta adaptativa porque nos pone en alerta de una situación determinada que exige que estemos preparados para afrontarla. Cuando se mantiene en el tiempo, se produce un agotamiento en el organismo, pudiendo aparecer así enfermedades psicosomáticas a distintos niveles. Sumado a esto, existen cambios a nivel conductual y cognitivo asociados a este mantenimiento del estrés en el tiempo.

La importancia del estrés es notoria, al influir en todo el organismo, tal como recoge Palomares (1996). Los efectos psicofísicos del estrés engloban problemas del aparato digestivo (colitis ulcerativa, colon irritable, etc.) y del aparato respiratorio (alergias, asma, tos, etc.), alteraciones cardíacas en distinto grado, erupciones cutáneas (psoriasis, granos, etc.), problemas en la salud capilar (como alopecia) e, incluso, enfermedades mentales (depresión o esquizofrenia, entre otras). Otros trastornos serían el descenso del rendimiento al ir acompañado el estrés de problemas de autoconcepto, pérdida de entusiasmo, disminución de la motivación y de la capacidad sexual, mala gestión del tiempo y poco auto-cuidado entendiendo este como desatender la salud. Asimismo, la persona estresada puede alejarse de su familia. Estas alteraciones se pueden completar con algunas de las que señala Bausela (2005), como, dentro de las reacciones fisiológicas: tensión muscular, sequedad en la boca o sudoración; y dentro de lo psicológico: dificultades para tomar decisiones, paralización y bloqueo mental e imposibilidad para mantener la atención.

Desde la psiconeuroinmunología (PNI) se ha demostrado que existe una relación entre estrés, ansiedad, depresión y diversos cambios inmunológicos en los seres humanos (Herbert y Cohen, 1993a; 1993b citado en Guarino, Gavidia, Antor y Caballero, 2000). El estrés se hallaría asociado con más bajos niveles en medidas inmunológicas funcionales como la actividad citolítica de las células NK (Guarino et al., 2000; Martín, 2007).

Concretando en estrés académico, apenas se ha estudiado su prevalencia en las poblaciones universitarias. A pesar de ello, sí se ha observado una mayor incidencia en los primeros cursos de carrera y en los períodos inmediatamente anteriores a la época de exámenes (Muñoz, 1999 citado en Martín, 2007). Que el estrés sea mayor en la entrada al contexto universitario se explica por la situación de novedad que supone esto y la falta de control subsiguiente que puede sentir el alumno/a (Fisher, 1984, 1986 citado en Polo, Hernández y Poza, 1996). EEUU, Suecia, Dinamarca, etc. son países que han tomado conciencia de la importancia del estrés y su estrecha relación con problemas de  salud y trabajo, actuando en consecuencia introduciendo programas para gestionarlo.

Eimages-Stress_Meter_547458983l estilo de vida, por su parte, es “el conjunto de pautas y hábitos comportamentales cotidianos de una persona” (Arrivillaga, Salazar y Correa, 2003). Las ciencias médicas comenzaron a usar los conceptos de modo y estilos de vida en la segunda mitad del siglo XX al ser revisado el concepto salud incluyéndose en él variaciones en cuanto a sus dimensiones y determinantes (Espinosa, 2004). Al abordar el concepto de estilo de vida y los factores que en él inciden han aparecido, al menos, dos líneas conceptuales de las que derivan distintos significados en cuanto a formas de actuar. En la primera línea, la connotación que se le da es la de ser algo elegible, puesto que teóricamente las personas escogerían las conductas que más les interesen, por lo que la responsabilidad de la salud se considera que la detentaría el individuo en su totalidad. Frente a esta línea, hay otra que ampara la idea de que la salud dependería de una forma general de vida. Según este pensamiento alternativo, condiciones de vida y patrones de conducta estarían interrelacionadas y, a su vez, tendrían dependencia de las características socioeducativas y personales, luego la responsabilidad queda compartida (Perea, 2004 citado en Guerrero, 2010). Los factores personales englobarían tanto factores psíquicos (conocimientos, actitudes, comportamientos, autoestima, emociones, habilidades) como biológicos (genéticos y metabólicos). Los factores externos, del medio físico y social, son importantes también en la medida en que influirán en distintos niveles: el inmediato (grupo de amigos, familia y medio laboral) y en todos los componentes del sistema social, al mismo tiempo que repercutirá en los valores y creencias con los que se identifique el individuo. Las relaciones entre todos estos elementos no serán lineales, por lo que se deduce que se configura un entramado de conexiones de gran complejidad (Guerrero, 2010).

Palomares (1996) y Naranjo (2009) apoyan la idea de que la prevención es lo mejor contra el estrés. En lugar de actuar una vez que éste se ha instalado en la vida de la persona, se pueden modificar algunas actividades para evitarlo. Aconsejan dormir las horas suficientes, en torno a ocho horas diarias. Otra sugerencia es tener aficiones que no produzcan ansiedad y puedan servir como relajación y distracción de los problemas cotidianos, hacer descansos breves en el trabajo (siendo el tema que nos ocupa, sustituiríamos el término trabajo por estudio, aunque en sentido último el estudio es un trabajo), la planificación personal, practicar actividad física, aprender técnicas de relajación e intentar que los ambientes en los que nos movamos sean positivos (mejorar para ello nuestras relaciones personales, no tender a la excesiva competitividad y fomentar, frente a esta, la confianza con las otras personas). Naranjo (2009) señala explícitamente el contacto con la naturaleza como experiencia relajante integral.

Sumado a esto, vuelve a aparecer la dieta, que debe ser sana. El estresor más simpatomimético es la cafeína del café, té, bebidas de cola, chocolate, etc.

Se ha encontrado que el estilo de vida de los estudiantes varía al sentir próxima la temporada de exámenes, volviéndose insalubres sus hábitos y consumiendo en exceso cafeína, tabaco, sustancias psicoactivas e, incluso, tranquilizantes, que pueden llevar a largo plazo a padecer trastornos de salud (Polo, Hernández y Poza, 1996). Por ende, podemos suponer que la relación entre hábitos de salud y estrés es bidireccional, no sólo el estrés afectaría a los hábitos de salud sino que la propia elección que hagamos de los alimentos que vamos a consumir va a participar en los niveles de estrés que más tarde presentemos.

 

Referencias bibliográficas

Arrivillaga, M., Salazar, I. y Correa, D. (2003) Creencias sobre la salud y su relación con las prácticas de riesgo y de protección en jóvenes universitarios. Colombia médica, 34 (4), 186-195.
Espinosa, L. (2004) Cambios del modo y estilo de vida; su influencia en el proceso salud-enfermedad. Revista Cubana Estomatología, 41 (3). Obtenido el 1 de diciembre de 2015 de: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75072004000300009
Guarino, L., Gavidia, I., Antor, M. y Caballero, H. (2000) Estrés, salud mental y cambios inmunológicos en estudiantes universitarios. Psicología Conductual, 8 (1), 57-71.
Martín, I. (2007) Estrés académico en estudiantes universitarios. Apuntes de Psicología, 25 (1), 87-99.
Naranjo, M. (2009) Una revisión teórica sobre el estrés y algunos aspectos relevantes de éste en el ámbito educativo. Revista Educación, 33 (2), 171-190.
Palomares, A. (1996) El estrés en la educación. Ensayos: Revista de la Facultad de Educación de Albacete, 11, 153-166.
Polo, A., Hernández, J. y Poza, C. (1996) Evaluación del estrés académico en estudiantes universitarios. Ansiedad y estrés, 2 (2-3), 159-172.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s